Conversatorio

Recursos Energéticos y Mineros

martes 5 julio 2022 08:30 am
Santo Domingo
Transmisión en vivo

Una puerta abierta a República Dominicana

Acorta los tiempos de respuesta, agiliza procesos y reduce costos República Dominicana ofrece Certificación de Firma Digital

La evolución del comercio aunado a las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación se conoce de manera conjunta con el ya famoso término comercio electrónico, el cual se ha ido desarrollando con ciertas debilidades y amenazas de seguridad, sobre todo para lo referente a las contrataciones y transacciones económicas.

Es por esta razón que surge la necesidad de evolucionar, modificar y/o crear mecanismos que garanticen la integridad de la data, con la misma rapidez y agilidad con que evoluciona la tecnología en sentido general.

Desde finales de los años noventa han surgido alrededor del mundo legislaciones y normativas orientadas a establecer regulaciones referentes a la seguridad, capacidad y ciertas formalidades relacionadas con la contratación dentro del marco del comercio electrónico. En el año 2002 se promulga, en la República Dominicana, la Ley No. 126-02 sobre Comercio Electrónico, Documentos y Firma Digital con la intención de reconocerle eficacia jurídica a las comercializaciones, contrataciones y transacciones que se realizan en el ámbito electrónico.

Ahora bien, ¿Cómo reconocemos la eficacia jurídica de un documento o transacción electrónica, cuando entendemos que solo el documento físico tiene el valor jurídico que pueda sustentarse ante cualquier eventualidad en que deba tener que presentar el escrito como medio de prueba ante una Litis?

La firma digital es precisamente una herramienta de seguridad tecnológica que dentro de sus atribuciones permite garantizar la identidad del firmante, así como la integridad del documento. Es el equivalente funcional a la firma manuscrita y satisface las mismas exigencias y funciones que le son atribuidas por el ordenamiento jurídico. Una persona tendría la facultad de firmar sus correos electrónicos, contratos, acuerdos de servicios, facturas, entre otros documentos con la confianza que éstos tendrán la misma fuerza probatoria que los Actos Bajo Firma Privada.

Lo más novedoso que ofrece el uso de la firma digital es que podemos firmar desde cualquier lugar y desde cualquier dispositivo, ya sea una laptop, celular o Tablet, realidad que nos permite acortar tiempos de respuesta, agilizar procesos y reducir costos.

La Cámara de Comercio y Producción de Santo Domingo emite Certificados de Firma Digital desde el año 2008, luego de ser reconocida y autorizada a ser una Entidad de Certificación por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL). Estos certificados tienen un costo de cuarenta y cinco dólares (US$45.00) con una validez de dos (2) años.

Una puerta abierta a República Dominicana