Se acabó el plazo de la lotería de visas 2023 para optar por la residencia en EEUU

El sorteo abrió el 6 de octubre y este año, a diferencia de sorteos anteriores, Venezuela quedó fuera, junto con Brasil, Colombia, El Salvador, Haití, Honduras, Jamaica y República Dominicana.
En la lista de excluidos también se encuentran Canadá, China (incluye Hong Kong), Corea del Sur, Nigeria, Pakistán, Filipinas, Reino Unido y sus territorios (excepto Irlanda del Norte).
El gobierno estadounidense recordó que la totalidad del proceso se lleva a cabo por medio de la internet.
La lotería de visas (Sorteo de Visas de Diversidad DV) se trata de uno de los más grandes en su tipo y más famoso a nivel mundial. Fue creado por el Congreso en 1990.

Millones de concursantes

El sorteo, en el que cada año participan entre 11 y 14 millones de concursantes, es totalmente gratis y solo se puede participar ingresando a la página digital del Departamento de Estado en las fechas desde la apertura de la ventanilla de recepción de solicitudes (6 de octubre) hasta el cierre (mediodía del 9 de noviembre).
El Departamento de Estado (DOS) recordó que el programa estuvo abierto sólo a personas de países que cumplan con determinados requisitos, entre ellos de estudios o experiencia laboral, ya sea haber completado la secundaria, su equivalente o tener dos años de experiencia laboral.
Los participantes que no cumplieron con los requisitos “no debieron inscribirse en el programa de DV-2023”, señalaron.

La solicitud

La solicitud para participar en la lotería de visas 2023 debió llenarse en inglés.
El DOS ha advertido que, de acuerdo con las bases del programa, sólo se aceptaron formularios que se enviaron hasta el plazo de cierre, es decir mediodía del pasado 9 de noviembre. “No se estará aceptando ninguna solicitud después de dicho plazo”
Los preseleccionados del sorteo serán notificados por correo postal entre los meses de mayo y julio del 2022.

Desde el sorteo celebrado en el 2013 el Departamento de Estado no envía notificaciones de preselección por correo electrónico (email). Lo hace por medio de la Oficina Postal de Estados Unidos (US Postal Service).

Junto con la notificación de preseleccionado, el concursante recibe, por la misma vía, un paquete de instrucciones sobre los pasos que tiene que tomar para completar el proceso de solicitud de visa del programa DV-2023.

Se tuvo mucho
Cuidado con las estafas

Abogados consultados informaron que recomendaron a los participantes en la lotería de visas 2023 tener cuidado con las estafas y proteger la información personal.
“El fraude se dispara en esta época”, dijo Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas (Texas). “Salen a la luz decenas de páginas que terminan en ‘.com’ ofreciendo llenar solicitudes, prometiendo que lo harán ganar una de las 55,000 residencias y serán los primeros en recibir las buenas noticias”, explicó.
“Pero tengan cuidado”, previno. “El sorteo es gratis, usted mismo puede llenar la solicitud y enviarla a través de internet. No es complicado. Y lo podía haber hecho directamente en la página digital del Departamento de Estado teniendo asegurado que su solicitud entraría al concurso”.

El DOS recomiendó que, en caso de ser estafado o si conocían lugares donde estafan con la lotería de visas -o cualquier otro beneficio de inmigración- que visiten el sitio https://www.econsumer.gov/ – crnt, página patrocinada por la Comisión Federal de Comercio (FCC) en colaboración con las agencias de protección al consumidor de 17 países.

“Usted también puede reportar el fraude a la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) Internet Crime Complaint Center. Para presentar una denuncia sobre correos electrónicos no solicitados, visite el sitio web del Departamento de Justicia”, recomiendan.

Mayoría de quienes pidieron ahora la
ciudadanía no
votará en
noviembre de 2022

En 2016 el proceso de recepción y aprobación del Formulario N-400 para solicitar formalmente la ciudadanía demoraba entre 4 a 6 meses. Pero entre 2017 y finales de 2019 el trámite aumentó a más del doble y no están claras las causas.

En 2020, tras la declaratoria de pandemia por el coronavirus, las demoras volvieron a crecer debido al cierre de dependencias del gobierno federal, incluyendo la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS).
A principios de enero de este año Univision Noticias reportó que algunos inmigrantes que viven en Brooklyn, Atlanta, Miami o la ciudad de Nueva York, era probable que, si pedían en ese momento la ciudadanía estadounidense, había muchas probabilidades de que no iban a votar en las elecciones de mitad de periodo del 2022.

Diez meses después las probabilidades disminuyeron y ahora afectan a la mayoría de los residentes (portadores de green card o tarjeta verde) que planean presentar el Formulario N-400 porque los tiempos de espera, en vez de bajar, se mantienen y falta un año para los comicios de medio término (12 meses). Y donde se registran mejoras el arreglo no alcanza para garantizar que el nuevo ciudadano podrá ejercer su derecho al voto.
Por ejemplo, en oficina de USCIS en Albany (Nueva York), en enero la demora era entre 10.5 7 17.5 meses. Diez meses más tarde la espera es similar. Y en Atlanta (Georgia), donde en enero la espera era entre 12 y 32 meses, ahora hay una ventana entre 11.5 y 16 meses.
La oficina de Chicago (Illinois) también registra una leve baja. En enero la gestión tardaba entre 11.5 y 20 meses; ahora la espera se redujo entre 11.5 y 20 meses. Y Seattle (Washington), donde la espera en enero era entre 17 y 24 meses, ahora es entre 18 y 22.5 meses.

Las excepciones

Si bien la mayoría de las dependencias de USCIS de registran largas esperas, dos oficinas en el sur de Florida son la excepción: Miami y Hialeah.

En la primera, en enero las esperan eran entre 11.3 y 30 meses; ahora se redujo entre 9.5 y 14.5 meses, según la herramienta que mide los tiempos de procesamiento. Hialeah, por su parte, que en enero registró demoras entre 6.5 y 11 meses, en noviembre tuvo un ligero aumento entre 8 y 13 meses.

“Pero en ciertos casos la espera no ha sido más de 5 o 6 meses”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami.
“Gracias a Dios no he tenido problemas. Sobre todo, en la oficina de Hialeah”, una histórica ciudad habitada en su mayoría por inmigrantes de origen cubano.
Guerrero opina que en la medida que la USCIS contrate más personal para atender la alta demanda de tramites, como el de ciudadanía, los tiempos se irán reduciendo.

Pero activistas que defienden los derechos de los inmigrantes dicen que el gobierno debe hacer más para achicar las esperas. “Creo que es un obstáculo más hacia la demócrata y la participación de los nuevos ciudadanos”, dice Ben Monterroso, director ejecutivo de Poder Latinx, organización que promueve el voto latino a nivel nacional.
“Está en manos de los políticos para que mejoren los procesos. Con el gobierno anterior las demoras fueron parte del muro invisible, pero ahora es necesario que se apresuren, porque solo queda un año para la siguiente elección”, agregó.
Al 30 de junio, la USCIS tenía pendientes de resolver 907,424 solicitudes de naturalización N-400.

Otras noticias

El bosque alimentario gratuito de Atlanta busca acercar la alimentación de calidad a las familias má...
La actividad de la influenza todavía es baja en Estados Unidos, pero más del 90% de los casos se han...
La aprobación del Plan de Infraestructura de la administración Biden permitirá que más empresas prop...
Ahora que el invierno se acerca, las temperaturas se desploman y una taza de café o chocolate calien...
Autoridades del aeropuerto de Atlanta anunciaron esta semana los cambios que se prevén en sus instal...